font-size:10px;

lunes, 23 de junio de 2014

Plantas y belleza: menta

Comenzamos está nueva sección con una planta muy fácil de conseguir e incluso de cultivar en casa: la menta. 
Su utilización se remonta a la antigüedad y es una de las plantas mejor valoradas hoy en día.




Vamos a repasar brevemente sus características principales.

La destilación de la menta produce un aceite rico en mentol, que popularmente se utiliza en lociones para después del afeitado, perfumes, etc. Es excelente para combatir el mal aliento, por eso los productos dentales suelen incluirla en su composición; además de ser una planta con propiedades refrescantes, dejando una sensación muy agradable. 
Sus tónicos ayudan a depurar el hígado y a tener una piel limpia y unos ojos brillantes, mientras que beber infusiones de menta calma la tensión y la ansiedad. Hace una hora me tomé una para poder descansar mejor! ;) 




Una infusión de hojas de menta fresca puede utilizarse para un aclarado revitalizante del cabello. 
Aplicando un producto con menta directamente sobre la piel, tipo aceite de masaje o tónico, reduce los dolores y mejora el flujo de la sangre de la zona tratada. Por este motivo os la recomiendo como tratamiento calmante para pies cansados y doloridos. 
Para finalizar, quería recalcar que facilita las digestiones, eliminando los gases y aliviando la acidez estomacal. Pero está contraindicado en personas que sufran de acidez crónica. 

Es asombroso todo el poder que se esconde en la Naturaleza y que está a nuestra entera disposición; sólo necesitamos tener algunos conocimientos básicos sobre la materia y saber para qué ocasiones se pueden usar las diferentes plantas medicinales.
Aunque muy por encima, espero que hayáis descubierto algo nuevo en el post, ¡y podáis confeccionar una lista de must it en el herbolario! 

¡Besos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario