font-size:10px;

domingo, 13 de julio de 2014

Apoyando al movimiento Cruelty-free



Amo a los animales.
Y a la Naturaleza. 

Aunque no queramos admitirlo, somos animales, y no deberíamos perder el contacto con nuestras raíces, con nuestro origen real. 
Por ello siempre que puedo, intento disfrutar rodeada de árboles, animales, tierra...¡barro! y respirar profundamente. Me siento feliz, libre, sin tener que preocuparme si estaré despeinada (bueno, no nos engañemos, eso me preocupa siempre...jaja) , tendré un buen aspecto o socialmente soy o no aceptada.


Y por eso, cada vez tengo más interés en productos, ya sean de cosmética u otro tipo, que no estén testados en animales. Ese término tan de moda que escuchamos prácticamente a diario, cruelty-free. 
Libre de sufrimiento. Y debería ser algo obligatorio. 

¿Os imagináis a algún niño, atado o enjaulado, al que se le apliquen constantemente productos en fase de experimentación y que les cause quemaduras, alergias, lesiones cutáneas como ampollas, infecciones y demás? Todos (o eso espero) nos pondríamos en pie para frenar esa práctica y encarcelar a quienes lo hicieran. Porque es maltrato y tortura infantil. Pues es lo que sufren crías de animales diariamente. 
Y nunca sabremos cuántas morirán por lograr esa fórmula de nuestro tinte favorito que dura perfecto 1 semana más que el resto. O que los componentes químicos de las cremas que amontonamos en estanterías olvidadas no nos produzcan quemaduras por una concentración demasiado alta.

Cada vez hay más compañías que se unen  o directamente otras que desde su fundación han eliminado estas técnicas de sus protocolos de fabricación.

No os pido mucho, sólo que de vez en cuando, en vuestro centro comercial o supermercado, os fijéis en las etiquetas. Y probéis un producto cruelty-free. Por probar, por curiosidad. 
Os va a sorprender muchísimo el resultado. Son productos muchas veces con envases reciclados (otro punto pendiente), con una calidad óptima y de muy muy buen precio. Incluso más bajo. 

¿Cómo puedo diferenciar los productos que testan con animales de los que no? 

Todos los productos que luchan contra el testado de animales llevan alguno de estos logos o algún otro muy parecido: 






 





Adentrándome poco a poco en este territorio, estoy descubriendo que realmente un cambio puede ser posible, y me llena de esperanza.
Únete tú también. 

Puedes buscar más info en los enlaces que deje arriba y también en: 


¡Besos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario