font-size:10px;

martes, 29 de julio de 2014

Haul Lush Julio


!!!ACLARACIÓN INICIAL!!!! Como habréis comprobado en el título, es un haul de Julio (y ya habéis visto uno de los productos en la entrada de favoritos de Julio, pero por motivos de salud (tengo artritis en una rodilla y estoy en la cama con amigdalitis) no he podido subir el post. Por eso quiero disculparme y aclararlo, en vez de cambiar el título. No volverá a pasar.




Lush es una marca que me encanta: productos naturales y cruelty-free, personal muy atento y amable, decoración de la tienda rústica y muy cuidada, unos olores increíbles...
La primera vez que me atreví a comprar no aprecié realmente la riqueza de los aromas hasta que no llegué a casa y abrí la bolsa.¡ La cosa más rica que podía experimentar!

Los precios son un poco elevados, pero en muchos productos vale la pena por la calidad que tienen y lo mucho que duran (para que os hagáis una idea, un champú sólido te puede durar en torno a 4 meses, o lo que es lo mismo entre 80-100 lavados). Decidí apuntarme al carro Lush cuando, harta de tener que lavarme el pelo prácticamente todos los días o cada dos por la acumulación de siliconas y suciedad en mi cabello me metí en Youtube en busca de algún "producto milagro" que me ayudara. Porque estaba harta. 
Y, video tras video aconsejando los champús de Lush, caí en la tentación. Y de verdad, no estaría más contenta con el resultado. Pero eso ya es otro tema...jaja 




Os voy a enseñar lo que compré esta vez: 

-Como nuevo: Champú sólido revitalizante que estimula los folículos del pelo y equilibra la grasa del cuero cabelludo. Además los ingredientes aportan brillo y frescor. Contiene menta, absoluto de romero (el absoluto es el aceite esencial de mejor calidad), absoluto de ortiga, aceite de clavo y canela. Tengo un especial cariño a este champú ya que fue el primero que he probado y el que más me gusta. Su aroma es....amor! 7.95€ (55g)




-Sin dejar rastro: Champú sólido reequilibrante que evita la descamación. Entre sus ingredientes destacan la rosa, caléndula, lavanda y madera de enebro. 
De este champú aún no tengo una opinión contundente porque sólo lo he usado 1  vez, ya os la contaré cuando haya pasado algún mes.
Pero como primera impresión, tiene un olor horrible. Incluso mi padre me dijo que por qué olía tan mal mi habitación. No le culpo...a mi me huele a madera quemada, como a las ascuas de una barbacoa.          7.95€ (55g)




-Jungla: Acondicionador sólido desenredante. Con este tipo de champús realmente descubres que la textura real del cabello no es ese aspecto sedoso-plástico que nos pretenden vender...así que usando champús naturales es necesario una dosis extra de hidratación y que nos ayude a desenredarlo fácilmente. Aporta una suavidad y brillo espectaculares y el olor dura todo el día. Contiene un 5% de frutas frescas: plátano, higos, kumquat, fruta de la pasión y aguacate. 4.75€ (55g)




Como muestra, me dieron un pedacito del jabón Sandstone, aunque realmente el que quería era el jabón Sexy Peel, pero la pobre dependienta estaba embarazadísima y me daba penita que tuviera que ir a por un corte. Ya lo probaré en otra ocasión.



Y vosotras, ladies, ¿habéis probado alguno de los productos que he comprado? ¿Os gusta Lush?


No hay comentarios:

Publicar un comentario