font-size:10px;

domingo, 27 de julio de 2014

Piernas hinchadas. Info completa + remedio con caléndula

Nosotras, las mujeres, por desgracia, tenemos muchas desventajas (aunque aún más virtudes) frente a los varones, y una de ellas es que somos más propensas a sufrir el mal de las piernas cansadas o hinchadas. 
Es algo muy común, y nos da una sensación de cansancio, hormigueo, dolores...

El sufrir de piernas hinchadas no quiere decir que tengamos una enfermedad, pero sí nos puede estar dando la clave para detectar otros problemas de salud. 




Las causas más comunes son: 

  • Usar un calzado poco adecuado o que no es de nuestra talla.
  • Pasar mucho tiempo en una misma posición, tanto de pie como sentado, varias horas seguidas. 
  • Si consumimos exceso de sal favorecemos la retención de líquidos.
  • Artrosis
  • Varices
  • Tener sobrepeso
  • Llevar un estilo de vida sedentario. 
  • Tomar medicamentos para la tensión, depresión, anticonceptivos...

¿Cómo combatir las piernas hinchadas?

Como escuchamos casi todos los días, no hacer ejercicio regularmente repercute en nuestro estado de salud, y no iba a ser menos con nuestras piernas, nuestro mejor medio de transporte. Al llevar una vida sedentaria nuestro aparato circulatorio se vuelve frágil, nuestros órganos no trabajan al 100% y nuestra sangre circula con más dificultad.  Así que para mejorar esta sensación, debemos al menos caminar a un paso rápido durante una hora o practicar natación.

También viene bien que en nuestro tiempo de descanso, mientras vemos la tv o charlamos con nuestros amigos o familia, tengamos las piernas en alto sobre una silla por ejemplo.

La caléndula, nuestra aliada

Ya sabéis que la caléndula es, como yo digo; una planta comodín, jaja. 
Nos ayudará con nuestro problema de piernas hinchadas y además si tenemos varices podremos atenuarlas.

Necesitamos:
  • Una cucharada de flores secasde caléndula
  • Una taza de agua mineral
  • Gasas 
Elaboración:

Calentamos el agua mineral y lo llevamos a ebullicion. Echamos las flores secas de caléndula y dejamos hervir durante 5-10 minutos.
Retiramos del fuego y lo dejamos reposar otros 15 minutos. Después lo colamos y empapamos las gasas con la infusión.
Colocamos las gasas directamente sobre las piernas o en la zona en la que se localice el edema o las varices. Dejar reposar el máximo tiempo posible.




En vez de usar gasas, si queréis aplicarlo por toda la pierna, podéis usar vendas elásticas y vendaros las piernas con las vendas empapadas en la infusión. ¡Cuidado con no inundar el suelo!¡Besos!






1 comentario:

  1. Muy buen consejo, me lo apunto para mi madre, que ella siempre tiene las piernas cansadísimas. Besos

    ResponderEliminar