font-size:10px;

lunes, 14 de julio de 2014

Plantas y belleza: caléndula




La caléndula es una planta con historia. Hace más de 3000 años los Egipcios la consideraban una planta milagrosa. 
En el siglo XVI, el médico y experto en botánica Francesco Mattiolo fue el primero en recomendar usar caléndula en compresas para combatir la conjuntivitis, por su acción antibacteriana. 
En España, los hechiceros estaban convencidos de sus poderes mágicos y siempre llevaban con ellos una caléndula como talismán.


Sus características principales son: 

Es un estupendo antiinflamatorio. Si sufres gastritis, tienes úlceras o vómitos, te ayudarán las infusiones de caléndula. Contiene un principio activo amargo (la calendulina) que trata la inflamación.

La caléndula se usa en eccemas, dermatitis, quemaduras, heridas, acné, pieles delicadas y eritemas solares porque es un cicatrizante y regenerador celular. Por mencionar un ejemplo, existen cremas y toallitas limpiadoras que están indicadas para ayudar a aliviar la irritación del pañal.

Las flores de la caléndula se usan para tratar los dolores menstruales (y de manera eficaz, lo recomiendo) y prevenir los espasmos musculares. Eso sí, hay que evitar su uso durante el embarazo, al actuar como regulador hormonal. No está considerada una planta abortiva, pero hay que tener cuidado. (En un futuro post  dejaré el listado completo de plantas peligrosas si estás en etapa de gestación) .

En un trabajo anterior (soy Técnico en Estética Personal Decorativa; entre otros) usaba en los tratamientos de pies unas gotas de caléndula debido a que es un fungicida natural (combate las bacterias y mata los hongos). 

 Como casi todas las hierbas medicinales; podemos usarla en diferentes formatos y productos: infusión, tinte (se puede teñir la tela fácilmente y conseguir un tono amarillo intenso), compresas, lociones, en formato crema, gel  y lo más habitual y fácil de conseguir; aceite esencial. 


Personalmente, me fascina la belleza de la caléndula, su flor es muy bonita.
Que paséis un estupendo lunes.

¡Besos! 



5 comentarios:

  1. Me encanta la caléndula. Mi madre solía hacer un jabón artesano y le añadía esta planta, y me gustaba muchísimo. Me venía muy bien para la cara. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si quieres y tienes aún la receta original de tu madre, puedes enviarmela y la publicaré de tu parte! Gracias por leer el blog!

      Eliminar
  2. Hola, tienes un premio en mi blog, te dejo el enlace, un abrazo :)
    http://flordetissu.blogspot.mx/2014/07/premio-liebster-award.html

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho la caléndula, en casa teniamos, no sabia que era considerada una planta milagrosa! buen post, te sigo y te invito a que te pases por mi blog, besos!

    ResponderEliminar