font-size:10px;

domingo, 28 de septiembre de 2014

Plan BFS (Belleza Fin de Semana): Domingo

Ayer os dí algunas ideas para hacer un "mini spa" en casa con muy pocos materiales y muchas ganas de cuidarse y relajarse. Si no lo viste, pincha aquí. Los tratamientos que os recomiendo son complementarios a los de ayer.




Antes de empezar, aseguraros de tener todo lo que necesitaréis para no malgastar vuestro preciado tiempo: 

♥Toallas recién lavadas para cuerpo y cara
♥Albornoz calentito
♥ Una selección de música que nos haga sentir bien o relajante
♥Otros materiales como esponjas naturales, aceites esenciales, sales marinas, aceite de oliva o de masaje.
♥Velas aromáticas
♥Antifaz para los ojos 
♥Todos los ingredientes necesarios para cada tratamiento 

          -------------------------------------------------------------------------------------------------

Si ya estáis listas, ¡manos a la obra!

DOMINGO

Mañana: Mascarilla corporal
Esta mascarilla corporal incluye algas ricas en minerales que ayudan a purificar el organismo. Se venden en forma de polvos en algunas tiendas de belleza o herbolisterías. También puedes utilizar una mascarilla de arcilla lista para su uso si no lo encuentras o prefieres usar otro producto.NO UTILICES MASCARILLAS DE ALGAS SI TIENES PROBLEMAS DE TIROIDES!  
Comienza lavándote y secándote el cuerpo. Mezcla el polvo de algas con agua hasta formar una pasta. Cúbrete el cuerpo con la preparación y después con una tela fina tipo gasa. Envuélvete con toallas, mantén tu cuerpo bien caliente y bebe agua.
Al cabo de 20 minutos, date una ducha para eliminar la mascarilla, sécate y ponte tu crema hidratante favorita. 

Tarde: Vahos faciales y masaje
Este tratamiento antiestrés te ayudará a detoxificar tu piel. Primero, límpia bien el rostro. Vierte agua hirviendo en un bol, añade unas gotas de aceite esnecial (de geranio si tienes la piel grasa, de manzanilla si tu piel es sensible, de aguacate o de germen de trigo si tu piel es seca y si quieres añadir un antioxidante, el de argán es perfecto) inclínate sobre el bol y cubre tu cabeza con una toalla durante 10 minutos para que se abran bien los poros. Lávate la cara con agua fría para tonificar, sécala y aplícate una crema hidratante con un ligero masaje, trazando con los dedos círculos sobre la frente, las sienes, la nariz, los pómulos, barbilla y sobre cuello y escote (los dos grandes olvidados por todas). 
Después cierra los ojos, pónte el antifaz, apoya la cabeza sobre las palmas de las manos y relájate unos minutos con música.




Noche: Masaje con piedras calientes
Este tratamiento es mucho más placentero y fácil de realizar si cuentas con la ayuda de tu pareja o familiar.
Con este tratamiento, el calor que transmiten las piedras penetra profundamente en los músculos, contribuyendo a su relajación. Utiliza unas 10 piedras planas y lisas: puedes comprarlas en tiendas de jardinería; cuanto más oscuras sean, mejor retendrán el calor. 
Caliéntalas sumergiéndolas en agua muy caliente durante 10 minutos. Mientras tanto, mezcla un poco de aceite para masaje (prueba con aceite de hueso de albaricoque junto con u aceite esencial preferido) y date un masaje con la mezcla. Después de comprobar la temperatura de las piedras, frótalas una por una sobre tu piernas hacia arriba, sobre los glúteos, el estómago y a lo largo de brazos, hombros y cuello. Como dije antes, necesitamos ayuda de otra persona para que nos coloque las piedras sobre la columna vertebral, de modo que puedas sentir cómo su calor penetra hacia dentro. Una alternativa es que las coloques en linea sobre una toalla, las cubras con otra toalla y te tumbes encima con cuidado, alineando tu columna vertebral sobre ellas. Pasados 10 minutos, retíralas y bebe agua o un zumo rico en vitaminas.


¡Y eso es todo! Si no tienes tiempo para todos los tratamientos, al menos prométete a ti misma hacer uno como premio por toda esta semana, que seguro ha sido agotadora.
¡Besos!



6 comentarios:

  1. mmm un masaje con piedras que gustito,ajaj,besos

    ResponderEliminar
  2. De nuevo me he quedado relajada sólo con leer el post, igual que ayer. Sin duda, tomo nota de todo, y el finde que viene me marco un fin de semana relax usando todos tus consejos. Como fisioterapeuta y masajista, muy bien explicado y la información súper correcta por lo que viene a ser el masaje con piedras calientes. ¡Olé tú!
    Besos gaupa

    ResponderEliminar
  3. Siento no haber podido subirlo desde esta mañana, pero no tenía cobertura! Lo siento de veras!

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero un masaje!!!!!! lo necesito. Un beso preciosa me ha encantado tu post

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de las que se suelen dedicar un día de spa en casa, y siempre hago algo por el estilo... Me encantaría que mi bañera fuera un poco más grande, eso sí, porque a veces parece que no quepo!! Jajaja.

    Besos

    Ro.

    http://pinklillyland.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola guapa! comento el post de nuevo para comunicarte que en mi blog tienes..tachan tachan un premio. Pásalo a recoger cuando quieras, y si quieres claro está.
    Un besote (me he vuelto a relajar leyendo el post..¡madre mía!) MUACK

    ResponderEliminar