font-size:10px;

domingo, 11 de octubre de 2015

Manteca de Karité: información útil


Hoy vamos a hablar sobre la manteca de Karité.
Os voy a contar qué es, dónde se encuentra, para qué la podemos utilizar y dónde comprarla.


¿Qué es exactamente? 
La manteca de Karité es una grasa vegetal muy densa que se obtiene del árbol de Karité. Es un árbol que se encuentra principalmente en África Central e incluso se le considera un árbol sagrado y no arrancan las nueces sino que esperan a que se caigan para recogerlas del suelo.
Una vez recogidas se prensan y se hierven para conseguir la manteca, que es 100% natural. Al enfriarse se va solidificando pero sin embargo es un producto muy maleable y que se funde con el contacto de la piel.

Desde la Antigüedad las tribus africanas usaban la manteca de Karité para proteger la piel del sol, hidratarla, tratar estrías y cicatrices.
También es un producto utilizado para cocinar, usándola como mantequilla y es que literalmente, Karité significa árbol de mantequilla.

La manteca de Karité posee propiedades hidratantes, nutritivas y suavizantes para la piel, dándole a ésta elasticidad.
Es un excelente producto anti-envejecimiento y regenerador celular.
Tiene efecto reparador, cicatrizante y protege contra las radiaciones solares como ya dije antes.
No es comedogénico, es decir, no obstruye los folículos ni colabora en la formación de comedones, que son los puntitos negros.


¿En qué casos la podemos usar?
Por su alto poder hidratante es estupendo para pieles secas o aquellas zonas en las que la piel se presenta agrietada o deshidratada; como pueden ser los codos, rodillas, talones, labios o manos.

Si tenemos eccemas, dermatitis o psoriasis nos va a venir muy bien porque calma la piel. En verano la podemos aplicar como aftersun.
Por su poder regenerador y cicatrizante la podemos usar para curar heridas, para regenerar la piel en quemaduras, en tratamientos antiestrías y evitar las arrugas.

Como ya os imaginaréis, si es tan buen hidratante se pueden formular bálsamos post-depilatorios y para el cuidado de la piel de los bebés.

Para dar masajes también es una buena opción porque resbala en las manos sin resultar incómodo.

En el cabello también se puede aplicar como mascarilla para nutrirlo y repararlo.
En cabellos de origen africano se usa como cera de modelado y para suavizar el encrespamiento.

¿Cómo la conservamos? 
Si la compramos pura, hay que guardarla en un bote o una bolsa de plástico en un lugar seco, fresco y protegido de los rayos solares.
Tiene una duración de 1-2 años.

Hay un inconveniente, y es que tiene un pequeño contenido de látex. Si eres alérgico, lo mejor es que hagas una prueba en una zona pequeña para comprobar si te da reacción.

¿Dónde la podemos conseguir 100% pura?
♥En tiendas fisicas: En herbolarios y tiendas de productos naturales, dependiendo de dónde viváis.

♥En tiendas online. Hay muchas, os dejo sólo algunas de ellas:

-Amazon
-Afrikan Republic
-Gran Velada
-iHerb


¿Qué os ha parecido? Os recomiendo que os paséis por la página de Afrikan Republic porque no mucha gente la conoce. ¡Besos! 

2 comentarios:

  1. Entonces, ¿se puede utilizar en los labios a modo de vaselina?
    www.aspiranteamissdivina.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, nutre muchísimo. Puedes aplicarla tal cual o crear un bálsamo personalizado. Besos!

      Eliminar