font-size:10px;

miércoles, 15 de junio de 2016

Persigue tus sueños....da igual el precio

¡¡¡Hola a tod@s después de tantos meses!!!

Hoy me encuentro reflexiva, y por ello buscando inspiración sobre qué escribir...me llegó de repente al acordarme de un "plan" que tengo en mente.

Llevo 29 años en este planeta, y es por eso que sé algunas cosas sobre cómo funciona la sociedad que nos rige: sé obediente y no te rebeles (¿recordáis cuando os decían que hay que ser una niña buena?), estudia algo que te consiga un trabajo con el que poder mantenerte, haz amigos con tus mismos intereses, busca pareja, ten hijos.....y haz lo mismo día sí, día también.
Y sobre todo, cuando llegue el final de tu larga vida y te pregunten si valió la pena, no lo pienses demasiado porque quizás esos últimos instantes sean los más dolorosos.  ¿Y si abres los ojos y te das cuenta que no hiciste lo que realmente querías, sino lo que el resto decía que era lo más apropiado?

Nos atemoriza (a todos) la incertidumbre de no saber qué nos ocurrirá en seis meses, si nos quedamos sin trabajo y no podemos pagar esa interminable lista de facturas que poco a poco hemos ido acumulando...y por eso caemos en la trampa que yo llamo 40/7
¿Y qué es el 40/7? El trabajo de 40 horas cada semana....si no son más.
 En estos trabajos tienes un sueldo "suficiente" para sobrevivir pero tan limitado que al mes siguiente debes volver a trabajar igual para no verte en la miseria; con lo cual quedas atrapado en esta dinámica por el resto de tu vida, o gran parte de ella.
Siempre y cuando te muevas por las normas de: cobras, gastas todo lo que puedas o decidas ese mes para llenar ese vacío existencial (pensando para tus adentros: "me lo he ganado, para algo trabajo") y estés deseando llegar al día de cobro.

Llevaba tiempo sospechando (aunque suene a risa) que no hacía falta tener bienes materiales para ser feliz pero en los últimos dos meses lo he visto y vivido en primera persona. Con muy muy poco dinero podrías vivir, e intentar cumplir tu sueño y ser feliz.

Y te voy a contar cuáles son los primeros pasos, apunta bien:

1. Elimina todos los gastos que puedas y no sean absolutamente necesarios. De una forma muy rápida vas a conseguir ahorrar automáticamente una cantidad considerable de dinero al mes.

2. Ahorra un porcentaje de tus ingresos al mes. Da igual que tus ingresos sean altos o bajos, en el momento de recibirlos, aparta un porcentaje determinado que te marques personalmente. Éste será un buen colchón y futuro sueldo para poder dedicarte a tiempo completo a conseguir tus metas.

3. Identifica tus sueños y metas. Está muy bien que ahorres pero....¿sabes qué es lo que quieres conseguir? Antes de trazar un plan, necesitamos un objetivo. Reflexiona por ese sueño que tenías de niño, o no tan de niño....Todos tenemos algo en nuestro interior que nos mueve, nos apasiona. Solemos silenciarlo por motivos sociales como el conocido "si te dedicas a eso, acabarás debajo de un puente".
No escuches nada más que a tu corazón...puede que quisieras dedicarte a la mecánica, ser actriz, escribir un libro....

4. Traza un plan paso a paso. Para que te sea más fácil ver tu objetivo final cercano, hay que organizar el "camino". Como cuando vas de viaje y ves qué ruta te conviene más.
Por poco que te parezca lo que has conseguido, siempre estarás más cerca de conseguirlo que el día en el que comenzaste.
Hay que ser paciente y no desanimarse nunca, puesto que quizás haya personas (incluso de tu entorno más cercano) que te digan que no estás siendo racional.
Recuerda: las cosas que más felices nos hacen, han costado esfuerzo. 

5. Busca un trabajo complementario si es necesario. Para tener esa ayuda económica básica y te permita tener el tiempo suficiente para desarrollarte en el ámbito que más desees.
Sobretodo no te vendas, y te pases el día en un trabajo que te hace infeliz, con gente que seguramente están tan frustrados que su diversión sea el repartir ese mismo sentimiento con el resto del equipo.
Algo que escuché hace mucho decía así: trabaja como si no te hiciera falta.





Y el mejor consejo, lucha, lucha cueste lo que cueste por aquello que te ilusiona porque al final del día te sentirás satisfecho y con ganas de más. Échale muchas horas, no todo es el talento innato, porque mientras tu duermes hay otra persona en el mundo consiguiendo ser mejor que tú.

Yo ya he dado los primeros pasos, y no pienso volver a estar en un trabajo por obligación. Prefiero tener dos pantalones y sentirme viva cada vez que respiro a todo lo que he vivido los últimos tiempos...

Espero que te haya hecho pensar sobre tu vida, hacia dónde estás dirigiendo tus energías y si es lo que elegirías con los ojos cerrados. Si no es así....¡ya sabes que siempre estás a tiempo!





1 comentario:

  1. Siendo trabajadoras nos toca trabajar y luchar por nuestros sueños. Una entrada estupenda.

    Un besito guapa

    ResponderEliminar